The Daily Caye

Diario de noticias hecho por y para para trabajadores y trabajadoras sexuales

Portada del sitio > Actualidad > Nosotras somos las OTRAS PUTAS

Nosotras somos las OTRAS PUTAS

COMUNICADO DE CAYE

Sábado 1ro de septiembre de 2018, por Caye

Tras un día como el de ayer, que se ha conseguido un hito muy importante para todo el colectivo de trabajadoras y trabajadores del sexo, queremos declarar la alegría que nos produce este hecho, además de desearles prospera y larga vida.

Queremos así mismo decir que este colectivo no forma parte de OTRAS pero que algunas personas que lo forman estarán afiliadas ahora o en el futuro. Que el derecho de las personas que ejercen trabajo sexual - no solo personas que ejercen la prostitución- es de defender y de luchar por mejorar las condiciones laborales de todas esas personas.

Tenemos muy claro que, apoyamos al mismo y entendemos que sin movilización, la negociación con los empresarios no lleva a ninguna parte.

Que, tanto dentro como fuera del sindicato, debe ser los afectados por los problemas, los que decidan cómo, cuándo y dónde se debe organizar la lucha y llevarla a cabo. Nuestra fuerza nos la dan quienes nos apoyan.

No dependemos ni del Estado, ni de ninguna patronal, ni de partido político alguno, así como de ningún otro tipo de institución o poder.

No pedimos subvenciones, ni participamos en campañas, planes de formación o similares, financiados por gobiernos o patronal.

Al mismo tiempo, luchamos por alcanzar, día a día, mejoras inmediatas en las condiciones de vida y trabajo.

Sabemos que es algo muy controvertido, pero el trabajo sexual además de un sector amplio en este país, lleva con una patronal organizada desde el 2002 y sin embargo ningún sindicato cogió la iniciativa de defender a las personas trabajadoras de este sector, por lo que algunas de las personas que son trabajadoras sexuales en alguno de los múltiples campos han decidido unirse para luchar por sus derechos tales como su jubilación digna, su derecho a convenio colectivo y otros muchos que otros sectores tienen reconocidos.

El Sindicato de trabajadores sexuales, nace desde la más pequeña representación de la clase obrera, “el trabajador sexual”. Emerge desde las Asambleas de trabajadores sexuales que se realizan en los distintos sectores, tajos, localidades, etc., desde abajo hacia arriba, hasta que por fin, llega a su constitución el 4 de Agosto de 2018 a nivel estatal.

Una de las asambleas de trabajadores fundamentales para el movimiento obrero, fue la celebrada en Barcelona, a mediados de Abril de 2017, cuando todavía las reuniones de trabajadores y movimientos políticos y sindicales dentro del trabajo sexual eran clandestinas; ésta fue fundamental para la preparación de las grandes movilizaciones de ese año y a principios del 2018, teniendo su punto álgido de las manifestaciones de Barcelona en la Plaza Cataluña, en la participaron más de 1.000 trabajadores sexuales y aliadas, a pesar de que corrían tiempos de fuerte represión ya que las organizaciones sindicales y el derecho a la huelga para el trabajo sexual no estaban reconocidos.

Antes de su constitución, el germen del Sindicato de trabajadores sexuales, estuvo presente en dicha asamblea al igual que otras entidades de trabajadoras y trabajadores sexuales donde quedó constatado el resurgir y revitalización del movimiento obrero dentro del trabajo sexual que crece parejo al fortalecimiento de un movimiento sindical revolucionario: el más combativo y organizado de Europa.

Este movimiento surge en cada sector de la industria sexual y en cada centro de trabajo donde haya trabajadores sexuales, donde la asamblea de trabajadores era el órgano fundamental para la toma de decisiones.

OTRAS es un Sindicato de Clase obrera constituido y dirigido por trabajadores sexuales, conscientes de que sus intereses son contrarios a los del Capital y trabajan activamente contra la explotación de seres humanos.

Nos gustaría recordar y no olvidar que un sindicato -por la propia ley de sindicatos- no está formado por asociaciones, partidos políticos u otras personas jurídicas, sino por personas físicas que creen que tienen que unirse por un bien colectivo.

Queremos recordar que el derecho a sindicarse es un Derecho Fundamental recogido en la Constitución: “Sección 1.ª De los derechos fundamentales y de las libertades públicas: Artículo 28. 1., que dice así:

Todos tienen derecho a sindicarse libremente. La ley podrá limitar o exceptuar el ejercicio de este derecho a las Fuerzas o Institutos armados o a los demás Cuerpos sometidos a disciplina militar y regulará las peculiaridades de su ejercicio para los funcionarios públicos. La libertad sindical comprende el derecho a fundar sindicatos y a afiliarse al de su elección, así como el derecho de los sindicatos a formar confederaciones y a formar organizaciones sindicales internacionales o a afiliarse a las mismas. Nadie podrá ser obligado a afiliarse a un sindicato.
2.Se reconoce el derecho a la huelga de los trabajadores para la defensa de sus intereses. La ley que regule el ejercicio de este derecho establecerá las garantías precisas para asegurar el mantenimiento de los servicios esenciales de la comunidad.

Recordar también las labores que desde la Comunidad Europea se están realizando, de la mano de entidades como la OIT (La Organización Internacional del Trabajo) y el Programa de Trabajo Decente; siendo la agencia de las Naciones Unidas la que promueve los derechos de los trabajadores mediante el establecimiento de normas internacionales de trabajo y la emisión de directrices normativas.

Nos basamos en los Principios y Derechos Fundamentales del Trabajo, adoptados en 1998, que comprometen a los Estados miembros a respetar tres Derechos Universales, independientemente del nivel de desarrollo económico: La libertad de asociación, el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva y la eliminación de la discriminación en materia de empleo y ocupación.

La posición de la OIT en cuanto al Trabajo Sexual se ve reflejada en la recomendación 200 de la OIT, adoptada en 2010, que aborda el VIH/SIDA en el mundo del trabajo; dicha recomendación establece principios y normas para que los derechos de los trabajadores estén libres de estigma y discriminación relacionados con el VIH para su seguridad y salud en el trabajo, y para acceder a pruebas de detección del VIH, prevención, tratamiento, atención y apoyo.

También aborda las obligaciones del empleador y del gobierno de desarrollar políticas y programas que protejan esos derechos; si bien no se menciona específicamente el trabajo sexual, dicha recomendación se aplica a todos los trabajadores en cualquier ocupación y en todo lugar de trabajo, incluidas las personas que trabajen en “todos los sectores de la actividad económica, incluyendo el sector público y privado, y las economías formal e informal”.

Así mismo, aunque en la redacción del texto de la recomendación 200 no menciona explícitamente el trabajo sexual, si se hace en las actas del comité donde se afirma expresamente que el trabajo sexual queda cubierto por dicha recomendación.

Asimismo, documentos subsiguientes de la OIT, como los procedentes de la campaña Getting to Zero at Work (ILOAIDS) refuerzan y amplían el reconocimiento del trabajo sexual como trabajo:

-* Reaching out to Sex Workers and their Clients [Acercamiento a las Personas que Ejercen el Trabajo Sexual y a sus Clientes]: Enfatiza que las intervenciones de prevención del VIH con las personas que ejercen el trabajo sexual también deben abordar los factores estructurales – como la falta de protecciones sociales, el estigma, la discriminación, la marginación y la violencia – que vuelven a las personas que ejercen el trabajo sexual vulnerables al VIH.

-* Leaving no one behind: [No Dejar a Nadie Atrás]: Acercarse a las Poblaciones Clave a través de la acción en el lugar de trabajo sobre el VIH y el SIDA] documenta las buenas prácticas de las intervenciones en el lugar de trabajo para abordar el VIH entre poblaciones clave, incluyendo a las personas que ejercen el trabajo sexual.

Colectivo Caye

Mensajes

¿Un mensaje, un comentario?

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.