Infecciones y Limpieza / Mantenimiento de Juguetes

“Hola, después de haber sufrido una infección muy grave por la que he tenido que pasar por quirófano y todo, por culpa de no limpiar bien mi vibrador, ahora me da miedo comprarme otro. Qué me recomiendas?”

—————————————————————————

Generalmente pensamos en el juguete, en sus características, su forma, su motor, incluso en la garantía que tiene, pero pocas veces reparamos en el tipo de lubricante a utilizar o en la forma correcta de limpiarlo y mantenerlo.

No vamos a alarmarnos, pues consultas como esta no son habituales, pero este caso concreto sí fue bastante grave, por ello creo necesario un post así.

Ya hemos hablado en otros post (Mi primer vibrador) lo importante que es elegir un juguete de un buen material, y esa elección determinará el tipo de lubricante a utilizar y su cuidado será específico.

Solo es necesario tener claro 4 claves sencillitas, aunque imagino que cuando vayáis a comprar un juguete en el mismo establecimiento os harán las recomendaciones necesarias para ese producto en concreto. (Y si no fuera así, pues oye, me preguntáis que para eso estoy!)

Pero ojo si compráis por internet, porque hasta que no lo tengáis en casa no vais a poder comprobarlo. Cuando os llegue revisad que no tenga ninguna imperfección que os pueda incomodar, pues a veces los de plástico pueden tener grietas que os pueden dañar. Si lleva motor, comprobarlo antes de usarlo.

Lo más importante es:

  • Procurar que el material sea, dentro del presupuesto el mejor. (Ya tengo en el horno un post dedicado a los diferentes materiales de los juguetes…)
  • Si el juguete es de pilas que tenga un buen sistema de cierre, y si es de batería que el fabricante ofrezca garantía porque a veces fallan los motores.
  • Lavar todos los juguetes antes del primer uso, independientemente del material del que estén hechos. Y después de utilizarlo y además yo recomiendo lavarlo antes si hace mucho que está guardado.
  • Guardar siempre los juguetes sin pilas, ya que se pueden sulfatar dentro y eso ocasiona un daño irreparable en el juguete.
  • Usar condones si se va a utilizar el mismo juguete para estimular la zona anal y la zona vaginal.
  • Utilizar el juguete también con condón si se va a compartir con otra persona. O, en el caso de los succionadores, existen cabezales de repuesto.
  • Conservar los juguetes en bolsas independientes y procurando que no sea un lugar donde les dé directamente el sol.
  • Todos los juguetes se lavan con agua y jabón de ph neutro (con el que nos lavamos las manos. ¡Nunca lavavajillas por favor!) se dejan secar al aire y después para completar su limpieza se les puede aplicar un antibacterial específico para juguetes. Si bien es cierto que dependiendo del material que sea el juguete se puede esterilizar de una forma o de otra.

Y a pesar de que la mayoría de las personas eligen un juguete en base a su presupuesto, os aviso que es mucho mejor basar esa elección en la calidad de dicho producto, y no es necesario dejarse un riñón para hacer una buena compra. Sobre todo, dejaros aconsejar por personas expertas en la materia.

La persona que me vino con esta pregunta eligió un juguete de alta gama para sustituir a aquel que tanto mal le hizo, además era un juguete que no se introduce es decir, que permite estimular el cuerpo de múltiples formas, lo que reduce la posibilidad de tener alguna infección.

María Ramos

Psicóloga, Sexóloga y Experta en Asesoramiento Sexual Individual y de Pareja

http://elartedelaerotica.blogspot.com.es/?m=1

info@elartedelaerotica.es

Artículo del blog de una colaboradora.

Gracias por dejarnos publicarlo y esperamos poder trabajar más veces juntos.

Un abrazo